El CPTN se encuentra participando de una experiencia piloto en la que releva el consumo energético de 200 viviendas del Alto Valle y la Costa Atlántica.

El Colegio de Profesionales Técnicos de Neuquén (CPTN) se encuentra colaborando en la administración de la prueba piloto de medición energética de viviendas del Comahue y Costa Atlántica de Argentina, en el marco del Programa Nacional de Etiquetado de Viviendas.

La etiqueta de eficiencia energética es un instrumento que brinda información a los ciudadanos acerca de las prestaciones energéticas de una vivienda. Además, puede constituirse en una herramienta de decisión adicional a la hora de realizar una operación inmobiliaria, evaluar un nuevo proyecto o realizar intervenciones en viviendas existentes.

Al igual que cuando vamos a elegir un electrodoméstico y tienen una etiqueta, esta herramienta permitirá a los usuarios tener un parámetro de consumo sobre su propia vivienda, o sobre la casa que vende o alquila.

El objetivo de esta primera prueba piloto de la que participa el CPTN será realizar el relevamiento y evaluación de eficiencia energética de 200 viviendas, de las regiones del Alto Valle de Río Negro y Neuquén y la Costa Atlántica.

El estudio apunta a validar las herramientas desarrolladas y los criterios establecidos a nivel nacional; atender a particularidades climáticas, socio-económicas y de prácticas constructivas locales; y validar el sistema de implementación proyectado a nivel local.

Los resultados serán el insumo principal para la posterior definición de la primera escala de letras de la Etiqueta de Eficiencia Energética de Viviendas, en cada una de las regiones consideradas en el plan.

Operativamente el proyecto se realiza entre la Secretaría de Energía de Nación, nuestro colegio y la Unión Europea, los demás Colegios y Consejos aportan desde el acompañamiento y la verificación de estado matricular de sus profesionales” señaló Víctor Amprino, presidente del CPTN.

Con los resultados de los relevamientos se definirá una escala de eficiencia energética. Se trata de un documento en el que figura una escala de letras desde la “A” (el mayor nivel de eficiencia energética) hasta la “G” (el menor nivel de eficiencia energética), que determina la clase de eficiencia energética de una vivienda, asociada a un rango de valores del Índice de Prestaciones Energéticas.

En la prueba piloto serán relevadas 200 viviendas de diferentes tipologías: vivienda unifamiliar (aislada / adosada / pareada, una planta / dos o más plantas). Unidad en edificio multifamiliar (pasillo / planta baja / piso intermedio / último piso). Diferentes años de construcción y/o sistemas constructivos predominantes.

En el Alto Valle el relevamiento se realizará sobre construcciones en la zona de Confluencia, Añelo y General Roca. En la costa atlántica, el relevamiento será sobre Alsina, Conesa y San Antonio.

Para realizar esta tarea se convocó a profesionales que hayan aprobado el CEV (Certificadores 2017 a 2020), que estén matriculados y habilitados para el ejercicio de la profesión, en el Colegio Profesional de Técnicos de la Provincia del Neuquén (CPTN); el Colegio de Ingenieros de la Provincia del Neuquén (CIN); Colegio de Arquitectos de la Provincia del Neuquén (CAN); Colegio de Arquitectos de la Provincia de Río Negro (CARN); el Consejo Profesional de Ingenieros y Técnicos de Río Negro (CPIT); o el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires (CAPBA), Distrito 9.

La actividad se enmarca en el Plan Nacional de Eficiencia Energética. Cabe destacar que el mismo recibe la asistencia técnica de la Unión Europea (UE) para determinar estándares de eficiencia y etiquetados de performance energética en viviendas y auditorías energéticas en edificios públicos, implementar sistemas de gestión de la energía en industrias, optimizar el consumo en el sector público, y participar en actividades internacionales.

El objetivo de fondo de este plan es contribuir al cumplimiento de los compromisos de reducción de GEI (gas de efecto invernadero) asumidos por la República Argentina a través del Acuerdo de París de 2015.