Son un recurso humano fundamental de la sociedad. En la provincia hay unos dos mil matriculados y matriculadas distribuidos en todo el territorio.

La profesionalización de la labor de los técnicos de la provincia del Neuquén ha dejado en evidencia la gran importancia de su labor en las tareas cotidianas de todos los ciudadanos de la provincia. Tienen un rol fundamental al resolver aquellos problemas hogareños que no parecen tener solución.

Su amplia capacidad de resolver los distintos desafíos que se le presentan, basado en su gran formación profesional, pero también en su gran adaptabilidad a los distintos inconvenientes que se le presentan, ha significado un avance no solo en el alcance de su trabajo, sino también en los hogares neuquinos que gracias a ellos funcionan de la manera correcta.

El increíble desarrollo en el ámbito del profesionalismo que tienen hoy en día, circunscriptos en las distintas leyes nacionales, provinciales y municipales, por ende, en la labor de los Colegios Técnicos Profesionales, que han logrado enmarcar una lucha propia de todos los trabajadores por ocupar un importante rol en la sociedad, ha permitido ubicarlos en el lugar donde se merecen.

Claro que toda esta labor y marco regulatorio siempre se amparan en la gran capacidad de formación de los profesionales, ya sea por parte de loas capacitaciones obligatorias, como también gracias a su espíritu inquieto de aprendizaje que, por medio de las nuevas tecnologías y métodos de estudio y aplicación, han logrado profundizar en los saberes del oficio incluso llevándoló a especializarse en distintas cuestiones.

Claro que este avance que se ha avizorado durante los últimos años ha sido impulsado por la creación de la Ley de Educación Técnico Profesional, que data del 2006 y establece los parámetros necesarios de la formación académica de los distintos jóvenes y futuros técnicos del país. Esto se vio traducido en innumerables capacitaciones que han sembrado un espíritu profesional de los técnicos de la provincia que, a su vez, ha significado un efecto dominó en distintas áreas técnicas y la profundización de sus estudios.

De hecho, al día de hoy, 16 años después de la promulgación de la ley, los estudios, capacidades y alcances de los técnicos han ampliado su horizonte y llegado a todos los barrios donde un ciudadano neuquino necesitó asistencia profesional pudiendo ofrecer una amplia gama de soluciones a las problemáticas ya sea domésticas y cotidianas o dentro del trabajo de campo más orientado a empresas o en forma independiente.

Si bien la necesidad de formar profesionales que sostengan las bases de la civilización data de fechas antiguas, lo cierto es que la llegada de internet y las nuevas tecnologías han permitido expandir sus labores fomentando la aparición de nuevos Técnicos Profesionales y especialistas.

Según los libros, ya desde el 1600 su labor era reconocida, aunque no profesional. La data argentina, por su parte, comenta que recién en 1899 se creó la primera escuela técnica del país gracias al Ingeniero Otto Krause. Desde entonces se ha evidenciado un crecimiento irreversible que tuvo un salto cualitativo a partir de la redacción de la Ley 26.058 de Educación Técnico Profesional establecida en el año 2006 para fomentar el desarrollo de los técnicos y brindarles una certificación a sus estudios.

En tanto en la provincia de Neuquén, tras la creación del Colegio de Técnicos Profesionales de la región en diciembre del 2015, luego de la aprobación de la Ley Provincial 2988, los Profesionales Técnicos de la región se han convertido en un recurso humano fundamental de la sociedad con unos dos mil matriculados y matriculadas distribuidos en todo el territorio provincial.

Es una parte importante de la sociedad la que se ve beneficiada por la labor de los Técnicos, que dentro de su amplia gama de cualidades y características se destacan por su practicidad y adaptación a cualquier problema por resolver. La inserción laboral posee una amplia posibilidad de desarrollo profesional independiente o en diversos sectores de la producción industrial, comercial o en diversos sectores del estado como en la salud, educación, medio ambiente, peritos judiciales etc.

Es por ello que la formación Técnica abarca los niveles secundario, terciario y universitario, cuyos conocimientos y educación científica y tecnológica se actualiza y mejora con el devenir del desarrollo y avance en las variadas disciplinas, siendo el Colegio Profesional de Técnicos de Neuquén, la institución para la matriculación y representación.

FUENTE: Energía Patagonia. Edición Abril 2022.